Clínica de Hemodiálisis Avanzada CHA

En nuestro país, los problemas de nutrición, diabetes, obesidad y enfermedades renales son muy agudos y están ligados entre ellos. Aunque es difícil obtener datos fidedignos, se estima que en México existen unos 250,000 pacientes que requieren terapia de sustitución renal, mientras que el sistema de salud y el entorno privado sólo atienden a 150,000 de estos.

El Centro nacional de Investigación en Imagenología e Instrumentación Médica, CI3M es un laboratorio nacional de la UAM-Iztapalapa y el CONACYT. En uno de los programas de fortalecimiento de laboratorios nacionales, se adquirieron 5 máquinas de hemodiálisis/hemodiafiltración para desarrollar técnicas más eficientes que sustituyan el pobre rendimiento de las actuales. Originalmente se había logrado un acuerdo de colaboración con otra IES privada en el sur de la CDMX donde aportaría instalaciones e infraestructura para la operación de la clínica, pero ésta, después de una reorganización de sus procesos académicos y de investigación, decidió retirarse del proyecto. Para poder cumplir los compromisos con el CONACYT, el CI3M buscó alianzas con otras instancias para iniciar las operaciones en la clínica y logró esto con la Asociación Mexicana de Obesidad, Riñón y Nutrición (AMORN), la cual es una asociación sin fines de lucro que tiene como objetivo mejorar la atención hacia estos padecimientos y facilitar el acceso a nuevas tecnologías de reemplazo de la función renal y de diagnóstico y tratamiento de enfermedades nutricionales.

La CHA se enfoca a desarrollar técnicas y tecnologías para mejorar las terapias de sustitución renal, principalmente la hemodiálisis (HD) y Hemodiafiltración (HDF). Principalmente se trata de desarrollar innovación de procesos.